Adrián Sáenz: “me especializo en un determinado producto y pongo todo mi potencial en él”

Ana Barbero Historias de éxito

15 minutos de lectura 0 comentario

Adrián Sáenz es un joven barcelonés que comenzó a emprender a la temprana edad de 16 años sin saber, por aquel entonces, que era uno de los primeros dropshippers en España.

Su interés por emprender se lo inculcó un profesor que tuvo en el instituto, quien había creado su propio negocio y les contaba a sus alumnos cómo funcionaba el mundo del emprendimiento. Fue entonces cuando a través de Instagram empezó a vender ciertos productos que le parecían interesantes.

Actualmente tiene dos tiendas, y una tercera en camino, que facturan entre 10.000 y 15.000 de euros mensuales y en las que cuenta con una plantilla de 5 personas. 

“Creo que mi éxito se debe a que me especializo en un determinado producto y pongo todo mi potencial en él, en vez de crear muchos negocios y perder el control sobre ellos”.

Su historia de crecimiento profesional es un claro ejemplo de que no hay una edad establecida para comenzar a emprender y tener éxito. 

Leamos su historia.

Descubre miles de productos para vender online. Sin compromisos; no se requiere tarjeta de crédito.

Regístrate en Oberlo ya. Es gratis.

Sus comienzos

Los inicios de Adrián como emprendedor poco tenían que ver con el dropshipping. Su primera tienda se basaba en buscar productos, basándose en sus gustos personales, para venderlos en Instagram. Esta plataforma pronto se convirtió en la ventana de presentación a su tienda. 

Sin embargo, se dio cuenta de que su estrategia de ventas no estaba funcionando como él esperaba.

Al igual que muchos emprendedores que empiezan un negocio de dropshipping Adrián cometió errores, pero siempre contó con el apoyo de su familia. “Mi madre también es empresaria y entiende los problemas que he tenido y sigo teniendo día a día, porque ella ha pasado por lo mismo”.

como funciona el dropshipping

Poco a poco fue perfeccionando la manera de seleccionar los productos, pues iba adquiriendo datos sobre qué bienes eran los más demandados por sus clientes. De esta manera, e investigando, no tardó en descubrir el dropshipping y adentrarse de lleno en él.

Con los años ha visto la evolución del mercado y afirma que cuando él empezó era más fácil hacer dropshipping con Aliexpress porque apenas se conocía la página web.

El salto de vender en Instagram a crear su propia tienda

Como buen millenial, Adrián vio el gran potencial de utilizar las redes sociales en un negocio para crear una gran red de usuarios que llegaran a convertirse en futuros compradores. 

Como ya hemos dicho, él comenzó en Instagram, posteando las fotos de sus productos, pero pronto se dio cuenta de que, si quería que su negocio creciese, tenía que realizar ciertos cambios.

Investigó por Internet y descubrió lo que era el dropshipping. Tras varios intentos fallidos -en los que probó a crear páginas webs, utilizar posicionamiento SEO, crear una agencia o monetizar con anuncios sus cuentas de Instagram-, fue realista y volvió a sus orígenes: vender productos.

Creó su primera tienda de ropa online, que a día de hoy continúa manteniendo gracias al tiempo y esfuerzo que invirtió en ella. “Ahí me di cuenta de lo que era tener una tienda y cómo funcionaba realmente el dropshipping en España”.

El síndrome del objeto brillante

Los comienzos, por lo general, siempre son difíciles. Esto se aplica a cualquier proyecto en la vida. Y lo mismo pasa cuando se comienza a emprender, donde obtener resultados conlleva un gran esfuerzo que en muchas ocasiones deriva en abandonar un proyecto para embarcarse en otro. Esto es lo que Adrián llama el síndrome del objeto brillante.

Explica que cuando la gente es realmente conscientes de que las cosas no son tan sencillas como habían pensado en un primer momento, suelen fijarse en el negocio brillante  y exitoso de otra persona. 

Como consecuencia, muchas veces, va a provocar que los emprendedores abandonen su idea y prueben suerte en otro tipo de negocio comenzando nuevamente desde 0. 

“Por lo general y lo que yo he comprobado es que puedes ir saltando de un negocio a otro probando suerte, pero lo único que ocasiona es que te frustres porque entras en un ciclo constante de comenzar una y otra vez sin llegar a profesionalizarte en nada”.

“Un buen emprendedor no es el que nace, sino el que no para hasta conseguir sus objetivos”

“Si todo el tiempo que pasas saltando de un modelo a otro lo inviertes en uno solo, los resultados serán mucho mejores”. 

Por ese motivo y para no llegar a frustrarse, Adrián considera que hay que dedicar en torno a 6 meses o 1 año al proyecto inicial para conocer si realmente funcionará.

“Cuando se establecen plazos hay que ser realistas. Si se tiene tiempo se va a disfrutar más del proceso porque se va a trabajar más relajado y, al final, va a ser mucho más fácil conseguir resultados”.

Cómo selecciona los productos de sus tiendas

Si bien en sus comienzos Adrián escogía los productos basándose en sus gustos, pronto se dio cuenta de que si quería obtener beneficios y seguir vendiendo a largo plazo , debía concretar cuál era el público al que quería dirigirse.  

Su decisión fue clave para emprender un negocio rentable. Entendió que era mucho mejor especializarse en un tipo de target o un grupo social determinado para fidelizar la atención de un público concreto.

“Dejé de escoger lo que yo compraría y empecé a centrarme en lo que los clientes querían”

“Por lo general me centro en micronichos o nichos de mercado para dropshipping, porque cuando voy a sacar una marca de ropa no puedo permitirme crearla desde 0, ya que estaría compitiendo con grandes multinacionales. Lo que hago es escoger un tipo de ropa muy concreta y creo un ecosistema a su alrededor”.

De esta forma, una vez había escogido el colectivo, pensaba en los productos que les pudiesen gustar. “Lo que quiero es que cuando alguien compre uno de mis productos se sienta parte del grupo social para el que he creado la tienda. El producto es importante, pero lo que hay detrás de él es lo que hace que la gente lo compre” afirma.

Un mercado centrado en España

Una de las primeras decisiones que tuvo que tomar Adrián cuando creó su empresa fue decidir el mercado al que iba a ir dirigido su negocio. Tras realizar un estudio del dropshipping internacional frente al dropshipping en Estados Unidos, decidió centrarse en hacer dropshiping en España, pues entendía su mercado y a su público.

Dropshipping en españa: un negocio real

“Aunque en Estados Unidos está más popularizado realizar compras por internet, porque la población lo tiene mucho más interiorizado, hay una mayor competencia que a la larga podía llegar a perjudicarme”, afirma. 

Gracias a ello, actualmente el 80% de sus ventas se realizan desde el territorio nacional y el otro 20% se reparte principalmente por los diferentes países de Europa y por Latinoamérica.

Hacerse hueco y competir en un gran mercado

Competir en el mercado de dropshipping en España, que está en constante cambio y crecimiento, es una de las batallas con las que tienen que lidiar los emprendedores.

A pesar de ello, Adrián lo ve como algo positivo. Para él, que un mercado tenga competencia supone que va a crecer de forma más sana y que los vendedores van a ofrecer un contenido de mayor calidad a sus clientes para obtener una ventaja competitiva.

dropshipping en españa: facturación

“Que haya tanta competencia ha provocado que yo mismo haya tenido que profesionalizarme y contar con un equipo para seguir ofreciendo contenido de calidad”.

Desde su punto de vista, el futuro del mercado son las marcas, por eso hacer ecommerce como se hacia hace años ya no tiene sentido. “La gente quiere sentirse identificada con una marca y ahí es donde entramos los dropshippers. Nosotros competimos contra otras marcas, no contra el producto en sí”.

Los métodos de envío para hacer dropshipping en España

A la hora de hacer dropshipping en España, Adrián nos da un consejo extra. “Yo suelo enviar con ePacket o Aliexpress Standard Shipping, pero lo que siempre intento, cuando ya tengo una cierta relación con el proveedor, es conseguir algún método de envío que obligue al cliente a firmar cuando recibe el producto”.

De esta forma, Adrián conoce, a la hora de hacer la logística de su negocio, el porcentaje exacto de paquetes que han llegado a su destinatario.

Cuando no se cuenta con un método de envío que permita al vendedor conocer a ciencia cierta que el comprador ha recibido el paquete, es frecuente que los vendedores reciban reclamaciones donde es imposible conocer si realmente se ha realizado dicha entrega.

“Es algo que está en el día a día de la gente que se dedica al ecommerce. Por eso, hay que saber cómo manejar estos reclamos, disputas y contracargos en Paypal. Somos resolvedores de problemas”.

Adrián, normalmente, cuando ve que un producto le está dando problemas, porque no llega a su destino o está sufriendo retrasos, contacta con la compañía de envíos para intentar resolverlo lo antes posible. 

“Por lo general cuando tenemos este tipo de imprevistos, reembolsamos el dinero, siempre que se trate de productos medianamente baratos, para no perder el coste del producto. En el caso se trate de una suma elevada de dinero, procuramos invertir más tiempo en solucionar el problema”.

Cómo personalizar los envíos a través de proveedores

Hay dos formas por las que Adrián consigue que todos sus paquetes lleguen personalizados a sus clientes. 

Por lo general, y siempre que es posible, le encarga la personalización directamente a sus proveedores de dropshipping principales. Pero cuando esto no es factible, acude a otro proveedor. “Le digo qué es exactamente lo que quiero que haga con el packaging y una vez lo tiene se lo envía al primer proveedor, quien lo almacena para cuando se realice un pedido para mi marca”.

Facturación dropshipping

El joven emprendedor ha comprobado que cuando el comprador abre el paquete y dentro se encuentra un detalle distintivo comienza a crearse, lo que él llama, el efecto bola de nieve donde cada cliente puede convertirse en un futuro comprador potencial.

“Se trata de generar nombre sobre mi marca. Cuando incluyo algo, aunque sea un mini flyer, tengo más probabilidades de que no se olviden de mi y vuelvan a mi tienda a comprar o que me sigan en redes sociales”.

La importancia de un buen packaging

Personalizar los envíos, por muy simple o mínimo que sea, es una de las estrategias de fidelización de clientes que a Adrián mejor le ha funcionado a lo largo de los años.

“Ahora mismo me centro en enviar todos los paquetes de mi tienda personalizados. Algunas veces personalizo los packagings y otras únicamente un producto, pero incluso simplemente con poner publicidad o branding en el paquete supone obtener mejores resultados de venta”.

“Me especializo en un determinado producto y pongo todo mi potencial en él”

Ahora bien, a pesar de aportar ese toque distintivo nunca ha perdido la esencia inicial de su negocio, pues él se considera un dropshipper al 100%.

Sus productos los continúa importando desde China sin tener un almacén en Europa. Esto le permite tener una fiscalidad más atractiva. “Está claro que tener un stock de tu tienda está muy bien porque los envíos son mucho más rápidos y tienes mucho más control sobre la logística, pero pierdes la gracia de tener un negocio dropshipping que te permita automatizarlo totalmente”.

Márgenes de beneficios

“Realmente no tengo un porcentaje fijo de beneficio. Cada producto lo trato distinto. Mi estrategia para atraer nuevos clientes es tener productos que se que van a captar la atención de la gente. Y luego tengo otros productos que se que me van a aportar ese beneficio que estoy buscando”, afirma Adrián.

Confiesa que si tiene que pensar en un margen de beneficio, siempre va a intentar calcular el precio de venta de sus productos para obtener entre un 20 y un 30% de ganancia, basándose en el precio de mercado, que sea competitivo y que psicológicamente se venda. Esto, dentro del mercado de dropshipping en España es lo habitual y recomendable, comenta. 

Facturación dropshipping

Una de las muchas estrategias que Adrián utiliza para obtener un mayor beneficio es conseguir vender a través de la estrategia de marketing conocida como upsell. Ofrece al cliente, en el momento de la compra, un producto de mayor calidad y de mayor coste del que tenía previsto adquirir en un primer momento.

Con esto consigue que el comprador gaste más a cambio de obtener un bien con unas características más adaptadas a sus necesidad y el vendedor a su vez obtiene una venta más rentable.

Estrategias para obtener las primeras ventas haciendo dropshipping en España

El objetivo principal cuando se crea un negocio es tener ventas y obtener beneficios a partir de ellas. Sin embargo, tener los primeros clientes no es fácil y muchas veces no depende tanto del vendedor como de las circunstancias y el momento en el que se encuentre el mercado.

“A mi no me costó conseguir mis primeras ventas, pero sé que no es lo normal porque ahora cuando creo una tienda me cuesta un gran esfuerzo llegar a vender. Es por ese motivo que cuido el más mínimo detalle”.

Adrián afirma que desde que él y su equipo intentan contestar las dudas de todos los compradores potenciales que le escriben, sus ventas han aumentado. “Si algún futuro cliente obtiene una respuesta personalizada y profesional es más probable que acabe convirtiéndose en una futura venta”.

También, y basándose en los datos que ha obtenido durante su trayectoria profesional como emprendedor, para vender publicita su tienda a través de Instagram, a pesar de que conoce gente que consigue aumentar el tráfico de su página web a través de Facebook Ads. 

“Lo que a mi me funciona es validar las tiendas con los influencers. Lo que hago es encontrar  influencers que encajen en el proyecto que tengo en mente y crear una tienda que le guste a sus seguidores”.

Una vez ha analizado al influencer y cree que es exactamente lo que está buscando para su marca, calcula el ratio de conversión. Posteriormente, y si considera que es necesario, invertirá en Facebook Ads para atraer tráfico frío.

Cómo buscar a los influencers

Hacer marketing de influencers en Instagram conlleva riesgos que no se pueden prever. Muchas veces las inversiones que se realizan para promocionar un determinado producto no obtienen los resultados que se esperaban. 

Por lo general, el impacto publicitario es completamente desconocido porque nunca se sabe con certeza cómo va a responder la gente exactamente ante el anuncio.

Cuenta Adrián que cuando se invierte en publicidad, realmente se está probando suerte para ver si la gente va a comprar. “Yo he hecho campañas que han resultado muy exitosas y he obtenido muchas ventas, pero en otras que parecían buenas no he conseguido vender nada”.

Ejemplo de dropshipper en España

Durante todos los años que se ha dedicado a emprender, el joven barcelonés, no ha dejado de confiar en Instagram para realizar las promociones de sus productos. “Una vez que tienes una relación con los influencers y sabes qué es lo que realmente funciona es más sencillo invertir en ellos para obtener un cierto ratio de conversión”.

En el caso de que tenga que buscar a un nuevo perfil suele seguir siempre unos criterios que le garantizan que el influencer va a cumplir con sus expectativas.

Un error común que suele cometer la mayoría de los emprendedores que quiere hacer marketing de influencers, según Adrián, es fijarse en el número de seguidores y de likes, porque estos se pueden falsificar. 

“Lo importante es fijarse en el engagement que tenga el influencer, especialmente en los comentarios de sus publicaciones y analizar cómo son estos. Falsificarlos es más difícil, por lo que también me permite verificar si la cuenta tiene o no seguidores reales”.

Técnicas para conocer el alcance de los influencers en las campañas promocionales

Una vez que Adrián tiene cierta relación con un influencer o quiere colaborar con él, le pide que le mande las estadísticas de Instagram que obtuvo en antiguas colaboraciones con otras marcas. 

“Lo ideal y lo que suelo pedir es que me manden los datos sobre las historias de Instagram que acaban de publicar”, porque según su experiencia “si no especificas lo que quieres, te suelen enviar las estadísticas en donde han obtenido mejores resultados”. Así obtiene una visión más concreta sobre su alcance.

Otra técnica que utiliza, y que también le aporta muy buenos resultados, es seguir al influencer en sus diferentes redes sociales durante una semana, un mes o el tiempo que sea necesario para conocer cuál es su actividad y si realmente encaja en lo que busca.

“Cuando el influencer al que estoy investigando publica la promoción de un producto de otra marca, me pongo en contacto con la marca y le pregunto cuál es el feedback que tienen sobre el influencer. De esta forma, obtengo datos como porcentajes y la experiencia que han tenido. Esto es muy útil para saber si la promoción que quiero hacer va a funcionar realmente”.

Encontrar al influencer idóneo

Encontrar al influencer perfecto que patrocine un producto puede resultar una tarea bastante compleja debido a que actualmente existe una gran oferta entre los que elegir. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todos van a ser idóneos para nuestra marca.

Muchas veces pensar en micro-influencers suele ser la clave para dirigirse al mercado concreto que se quiere cubrir. Este tipo de influencers, cuyas cuentas principalmente tienen seguidores que realmente están interesados en un determinado nicho, son en los que se fija Adrián.

“El producto es importante, pero lo que hay detrás de él es lo que hace que la gente lo compre”

“Como mi tienda de ropa online está especializada en el trap y el estilo urbano, lo que hacía y continuó haciendo, es contactar con cualquier cuenta de Instagram que hable sobre mi nicho. De esta forma se que si promociono algo va a llegar al colectivo que realmente quiero”. 

Esto también permite que las tarifas sean más baratas y que el ratio que se obtenga sea mejor al tener menos competencia.

Por otro lado, para aquellos emprendedores novatos que no tienen dinero para pagar una colaboración o el envío de un producto, Adrián recomienda hacer una mínima inversión personal para enviar al influencer un producto barato de Aliexpress.

“El objetivo es que alguien promocione tus productos para conseguir que la gente vaya a tu página web. Por eso sirve cualquier producto independientemente de su coste”.

Caso de dropshipping en España

Si aún así no se cuenta con el capital necesario, lo que suele funcionar es, según Adrián, “convertirse en el influencer de tu propia marca.  Lo ideal seria postear una foto con el fondo blanco, otra foto con el modelo y la tercera foto el packaging y seguir esta guía en todos los productos para crear uniformidad”.

Esta técnica a pesar de ser efectiva conlleva invertir más tiempo en conseguir que tu marca se dé a conocer, pues se tiene que crear una comunidad que vaya creciendo poco a poco. 

“Si no tienes dinero, invierte en tiempo. El problema viene cuando no quieres invertir ni en tiempo ni en dinero”.

Perder el miedo a que el influencer no realice la colaboración

Uno de los mayores miedos que expresan los emprendedores a la hora de realizar colaboraciones con influencer es si no realizan la promoción acordada una vez que se les haya pagado o se les haya enviado el producto.

“Recomiendo utilizar Paypal como pasarela de pago para las colaboraciones con influencers, porque nos ofrece garantías a los emprendedores. Sin embargo, yo no me he encontrado con muchos influencers que se queden con el dinero o el producto sin llegar a realizar su trabajo”, afirma Adrián.

Su canal de YouTube

Además de sus tiendas, Adrián complementa su negocio con su canal de YouTube en donde sube videos de cómo es ser emprendedor y cómo transcurre su día a día. Sin embargo, no siempre utilizó esta red social como medio de comunicación para impartir sus conocimientos. 

“Empecé a contar mi vida como emprendedor por Instagram. Al principio únicamente hablaba del emprendimiento en general. Pero poco a poco fui compartiendo más contenido sobre qué es el dropshipping y cómo funciona”.

Ejemplo de dropshipper

Al ver que la gente le preguntaba constantemente por las mismas dudas, decidió crear un canal de YouTube donde las respuestas a sus seguidores pudieran quedar en la plataforma permanentemente.

“Primero comencé a subir vídeos que grababa con el móvil en los que compartía todo lo que había aprendido y lo que iba aprendiendo sobre lo que era el ecommerce. Con el tiempo, y a la par que mi audiencia aumentaba, me fui profesionalizando. Ahora, a parte de enseñar o guiar a la gente que me visualiza, también lo utilizó como canal para promocionar mi marca y potenciar mi empresa”.

Su toque distintivo en Youtube consiste en evaluar a otras tiendas

Si por algo se diferencia su canal de YouTube del de otros que hablan de emprendimiento, es porque tiene una sección donde, alejándose de la teoría y acercándose a la práctica, comenta y evalúa al resto de tiendas de dropshipping de España y otros países de Latinoamérica.

“La idea surgió por la cantidad de mensajes que recibía de emprendedores que me preguntaban por privado qué estaban haciendo mal para que su tienda no consiguiera los objetivos que se habían marcado. Por aquel entonces únicamente respondía o hacía vídeos en Instagram para comentar los errores, pero la duración era corta y no llegaba a profundizar”, afirma Adrián.

Además, considera este canal como una vía de retroalimentación con otros emprendedores para poder estar al día de cuáles son las tendencias de ecommerce y de dropshipping en un mercado que avanza rápidamente.

Ejemplo de dropshipper

“Con esta sección me di cuenta de que uno de los errores más comunes en las tiendas onlines era que los emprendedores se olvidaban de incluir el reglamento general de protección de datos y las políticas legales”. Este es un error muy grave ya que puede derivar en obtener menos ventas porque el comprador desconfíe de la página, que incluso lleguen a bloquear la cuenta, o no se pueda hacer publicidad con Facebook Ads. 

Otros errores que Adrián suele ver constantemente son: 

  • Poner muchos colores en la página web, cuando por lo general, lo recomendable sería utilizar tres “blanco, negro y el color del logo” para crear uniformidad y marca.
  • Crear el logo en JPG en vez de PNG y en un tamaño no adecuado.
  • O incluir toda la información del producto en su descripción, cuando lo ideal sería separar los beneficios de las características para no saturar al comprador de información.

A pesar de que con sus tutoriales ayudan a mucha gente a resolver problemas de emprendimiento, Adrián no tiene en mente realizar auditorías personalizadas con sus seguidores.

“Todo lo que hago tiene que convertirse en un proyecto a largo plazo. Si invierto mi tiempo en algo, tengo que obtener un resultado en el futuro”.

Por ese motivo, prefiere invertir su tiempo en ofrecer un producto de calidad en Mentorify.com, donde durante 30 días realiza formaciones dirigidas a emprendedores noveles para enseñarles cómo crear una tienda desde 0 para sea rentable a largo plazo.

Tan claro tiene su objetivo el joven barcelonés que por el momento prefiere centrar todo su tiempo y esfuerzo en su faceta de emprendedor para especializarse en las 2 tiendas que tiene en activo. 

Además, aproximadamente a mediados de verano, tiene pensado abrir una tercera tienda online que espera que tenga el mismo éxito que las anteriores. Un nuevo reto que se une a su constante intención de seguir mejorando en todos sus negocios para ofrecer a sus clientes productos de calidad.  

Seguiremos de cerca su historia pero, por ahora, cuéntanos en los comentarios: ¿qué te gustaría aprender de otros emprendedores con éxito cómo Adrían? ¿Te centras en el dropshipping en España o vendes en otros mercados?

 

Descubre miles de productos para vender online. Sin compromisos; no se requiere tarjeta de crédito.

Regístrate en Oberlo ya. Es gratis.

¿Quiéres saber más?

Ana Barbero
Ana Barbero
Ana es una joven redactora quien, a través de sus textos, pretende ayudar a los emprendedores a propulsar sus negocios y conseguir sus objetivos profesionales.